Cómo afrontar la vuelta de las vacaciones

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

La vuelta de las vacaciones

No nos engañemos, ¿a quién no le cuesta volver a la rutina después del verano? En ocasiones no sabes cómo afrontar la vuelta de las vacaciones y retornar a la rutina de puede llegar a ser complicado. Incluso puedes llegar a caer en la llamada depresión postvacacional.

Quizás la palabra depresión suena alarmante, pero a todos se nos hace cuesta arriba volver al trabajo o a la escuela, levantarnos a toque de despertador, o dejar de disfrutar de la calidez del sol y de las delicias de la playa.

Si te has ido de viaje, enfrentarse al regreso de las vacaciones siempre es más duro de lo que algunos pueden imaginarse. Viajar te ofrece la posibilidad de conectar contigo mism@, de tener experiencias y vivencias inspiradoras y estimulantes, y de ser el dueño y señor de todo tu tiempo.  

No nos engañemos, afrontar la vuelta de las vacaciones es difícil, entre otras razones porque una buena parte de tu tiempo se la dedicas a tu trabajo, y porque apenas hay nada nuevo en lo que te rodea. 

“Es curioso lo de regresar a casa. Se ve igual, huele igual, la sientes igual. Te das cuenta que lo que cambió fuiste tú”. Benjamin Button. 

El síndrome postvacacional

No se trata de una enfermedad o de un desequilibrio emocional. Es simplemente un periodo de adaptación a la rutina, a los quehaceres y obligaciones diarias, a la llamada del despertador, a las prisas, etc. 

como afrontar la vuelta de las vacaciones. Volver a la rutina. Silvia Font
photo by congerdesign

Esta adaptación provoca estrés, falta de ganas, desidia, bajones anímicos y cansancio generalizado. Si además atraviesas una situación personal compleja o tu trabajo no te satisface, todos estos síntomas se magnifican y pueden llevarte a situaciones más graves. 

Por qué gusta tanto el verano

El verano trae temperaturas más altas, más horas de luz, muchas más ganas de hacer cosas y la sensación de tener mucho tiempo a disposición para dedicarlo a hacer lo que más te gusta.

No nos engañemos, ¿a quién no le gusta sentir esa sensación de libertad, de no estar supeditado al reloj, a los mandatos de Cronos?

A mi personalmente me apasiona. Tengo la sensación de que el día se estirara, y me llega a parecer que tiene incluso más horas. Y por eso, también me da la impresión de que puedo hacer todo lo que quiero y a mi ritmo.

Hago lo que me apetece

  • Voy a dar un paseo por la playa cuando el sol no está muy alto. Me gusta porque el fresco de la mañana es reconfortante.
  • Como grandes ensaladas muy ricas y llenas de colores.
  • Duermo la siesta sin remordimientos. Además, el calor ya suele amodorrarme.
  • Salgo con mis amigos para disfrutar de una cenita al fresco, o nos reunimos en la terraza y nos alargamos hasta las tantas.
  • Siempre me permito algún exceso, … o varios.
  • Contemplo como cae la tarde sentada en la terraza .
  • Uso la ducha muchas veces porque en cuanto me muevo ya estoy acalorada.
  • Me acuesto tarde, mucho más tarde de lo normal porque por la noche es cuando mejor se está si hace calor.
  • O voy de vacaciones, si puedo a algún país lejano, donde no haya estado antes.

¿Tú también te deleitas con alguna de estas cosas?

La lista puede ser larga y seguro que tú puedes añadir muchas cosas más.

Como ya has debido experimentar, …

… en verano cambias las rutinas, los ritmos, la alimentación, las horas de sueño y un sinfín de cosas más.

como afrontar la vuelta de las vacaciones. Viaje a países Lejanos. Silvia Font
photo by Julius Silver

En resumen, rompes con todo tu programa del periodo laboral.

Eso está bien, para eso es el verano, ¿no? Pero lo complicado es afrontar esa temida vuelta de las vacaciones.

El final del verano

Cuando llega septiembre, la luz ya tiene otra inclinación, parece que el otoño se acerca y algunos días incluso da la sensación de que ya lo tenemos encima.

Además, vuelves al trabajo, a las rutinas horarias muy establecidas y a la poca libertad de movimientos.

Vas deprisa a todas partes, te levantas a toque de despertador y generalmente las horas que has dedicado a recuperarte del día están por debajo de lo que necesitas.

Así que vas un poco en piloto automático. Desayunas sin siquiera prestar atención, y si no te preparas un par de cafés, “no eres persona”.

Yo, por ejemplo, me doy cuenta de que …

  • necesito mucho tiempo para salir de la cama,
  • en la ducha remoloneo en un intento de que el agua me saque de la ensoñación,
  • hago las cosas con una lentitud desmedida,
  • y me cuesta un ratito estar al 100%.

Así que lo que me ayuda es tener una rutina muy organizada desde que me levanto hasta que salgo de casa. Eso me sirve para no tener que pensar qué debo hacer.

Pero precisamente es eso lo que realmente cuesta, volver a la rutina. Reordenar tu vida y adaptarla a los ritmos impuestos, y retomar tu trabajo.

Cómo afrontar la vuelta de las vacaciones

Por más que dediques a tu trabajo mucho más tiempo que a no descansar, no te engañes, seguro que vives pensando en el siguiente periodo de descanso.

Sueñas con que llegue el fin de semana, cuentas las semanas para el próximo puente o no sabes cómo hacer para que los meses restantes hasta tus vacaciones no parezcan una eternidad.

Si el lunes es un día terrorífico sólo por el hecho de que todavía faltan unos cuantos días para el fin de semana, ¿cómo no va a producirte desespero la vuelta al trabajo?

La vuelta de vacaciones es quizás uno de los momentos más complicados a los que tienes que enfrentarte a lo largo del año. A veces, puede llegar a parecerte misión imposible.

Los especialistas aseguran que se necesitan entre una y dos semanas para volver a la rutina, recuperar el ritmo de productividad y tener la impresión de que el cansancio no se te apodera.

Tu cuerpo y tu mente necesitan ese tiempo para volver a adaptarse a los horarios y las actividades que habías dejado de lado.

En esta fase de adaptación, puedes sentir apatía, tristeza, ansiedad o alteraciones del sueño.

Estos 10 sencillos tips pueden ayudarte a saber cómo afrontar la vuelta de las vacaciones.

1. Date tiempo para reconectar

Regresa a casa una semana antes de volver a tu trabajo. Es cierto que se hace difícil pretender terminar con una actividad que te satisface para regresar a un entorno más monótono. Pero realmente esta es la mejor manera de afrontar el primer día de trabajo sin que tengas la sensación de ser un descalabro emocional. 

Ir de vacaciones suele ser agotador porque estás todo el día de un lado a otro, todos tus sentidos están en la máxima actividad y tus emociones se llenan de experiencias. Aunque sea una actividad voluntaria y placentera, no deja de dejarte exhaust@. 

Date una semana para desacelerar el ritmo y volver a tu realidad cotidiana. Así le permitirás a tu cuerpo y a tu mente el tiempo que requieren para adaptarse a la nueva situación.

2. Retoma las costumbres poco a poco

Tómate tu tiempo para adaptarte al nuevo ritmo. Empieza unos días antes a volver a los horarios de descanso y de actividad habituales.

Cómo afrontar la vuelta de las vacaciones. Tómate tu tiempo. Silvia Font

Es recomendable que unos días antes de incorporarte a tu trabajo madrugues de manera progresiva. Así como también lo es que adelantes la hora de ir a dormir.

El descanso es esencial para evitar el estrés en la vuelta a la rutina. Duerme las horas suficientes.

Si ves que te cuesta salir de la cama, y eso provoca que vayas con prisas y alterad@, prueba a adelantar el despertador 10 minutos. Esto te ayudará a prepararte mentalmente para el nuevo día.

No pretendas hacer todo de golpe. Prioriza los temas que necesitan tu atención más inmediata y no quieras solucionarlo todo el primer día. Toma contacto poco a poco con tus obligaciones. Así harás una entrada suave en el nuevo periodo laboral.

3. Come sano y cuídate

Además del descanso, una buena alimentación es esencial para recuperar tus hábitos. Deja atrás los excesos, los horarios descontrolados y vuelve a conectar con la rutina de las comidas.

Come sano y equilibrado: 

  • Evita el azúcar y el exceso de sal.  
  • Ingiere mucha verdura fresca y fruta. Incluye todos los colores en tus platos 
  • No te saltes ninguna ingesta.  
  • Prepara platos sencillos pero apetitosos 
  • No te olvides del agua. Es esencial que te hidrates bien. Además del agua, puedes tomar infusiones, caldos o sopas. 
  • Reduce el consumo de embutidos, de alimentos procesados o envasados 
  • Evita las bebidas alcohólicas y los refrescos 
Cómo afrontar la vuelta de las vacaciones. Comida saludable. Silivia Font
photo by Vincent Rivaud

4. Mímate

Regálate un capricho, es esencial para que te sientas bien. Puedes optar por un masaje corporal, por compartir tu tiempo con un amig@, reírte a carcajadas, leer un libro o ver una película. Escoge cosas que te hagan feliz porque esa es la base de un buen mimo. 

Intenta ver alguna situación extraordinaria cada día. 

5. Practica ejercicio y meditación

Practicar ejercicio te ayudará a recuperar los horarios y a que tu mente se adapte más rápidamente a la nueva situación. El ejercicio contribuye a que te sientas bien porque al practicarlo liberas endorfinas, y a que duermas mejor

Planifica la práctica de ejercicio moderado para recuperar la energía. Puedes escoger entre ejercicios más suaves como practicar yoga, nadar, pasear o andar. 

Con la meditación podrás conseguir calma mental, lo que también te va a ayudar a no caer en la depresión posvacacional. Existen muchos tipos de meditación. Escoge el tipo que más vaya con tu estilo. 

Cómo afrontar la vuelta de las vacaciones. Meditar. Silvia Font
photo by Helena Cuerva

La práctica de ejercicio y de meditación pueden también ayudarte a reducir el estrés crónico. Vivir en estado de alerta continuo (estrés crónico) presenta graves riesgos para la salud: 

  • Puede aumentar el riesgo de hipertensión y ataques de corazón. La relajación es ideal para cuidar tu corazón. 
  • Obstaculiza la capacidad del cuerpo de combatir la inflamación. Enfermar es más fácil, ya sea un simple resfriado o dolencias más graves. 
  • En situaciones de estrés, tu juicio puede nublarse. Al relajarte, podrás tomar mejores decisiones. 
  • El estrés crónico perjudica la parte del cerebro que participa en la memoria y el aprendizaje. Relajarse puede aumentar tu memoria. 
  • Puede causar un aumento de la producción de grasa. Esta puede aparecer en forma de acmé que obstruye los poros, o acumularse en el cuerpo. 

6. Organiza planes para después del trabajo

Aparte de practicar algún tipo de actividad física, también puedes aprovechar para quedar con los amigos, ir al cine o al teatro, o ir a clases de cocina. Puedes escoger entre una infinidad de opciones. El simple hecho de charlar con un amig@ ya va a contribuir a que te sientas más relajad@ y menos apátic@. 

Si haces alguna actividad lúdica, tu mente estará distraída y te ayudará a recargar pilas.

7. Haz pequeños cambios

Deshazte de lo que no usas o no te sirve. Puedes venderlo, regalarlo o simplemente llevarlo a un centro de recogida. Entre las cosas que puedes incluir en la lista tienes la ropa que guardas pero que hace ya tiempo que no te pones, artilugios de los que ni te acuerdas que siguen en un cajón, papeles y documentos viejos, incluso puede que algún mueble. 

Coloca algunos objetos o muebles en lugares diferentes. Esto te va a proporcionar una sensación de novedad. 

Despréndete de todo lo que no te haga feliz, como dice Marie Kondo, o que ya no te sirva, y pon orden en las cosas que te queden. Ver tu rincón en orden y con espacio libre da la sensación de expansión y de que la vida fluye más fácilmente. 

Quédate sólo con aquello que te haga sentir feliz, y deshazte de lo que no te aporte nada o no te satisfaga. 

8. Planifica tu próximo viaje

Aunque acabes de volver de tu viaje o de tus vacaciones, eso no significa que no puedas pensar en tu próxima salida. Puedes empezar a planear tu próxima salida, ya sea el fin de semana, un puente o las vacaciones siguientes.  

Planear una escapada, visitar lugares desconocidos, hacer una visita turística por tu propia ciudad siempre es una fuente de ilusión. Te ayudará a tener una actitud positiva, a estar ilusionad@ y con ello afrontar de mejor talante la vuelta de las vacaciones.  

Cómo afrontar la vuelta de las vacaciones. Preparar tu próximo viaje. Silvia Font
photo by Stux

9. Haz un álbum de fotos

También puedes revisar y ordenar las fotos de tus vacaciones. Va a ser como revivirlo de nuevo y va a contribuir a que la vuelta parezca menos difícil. Esta sencilla actividad te ayudará a rememorar buenos momentos que quizás hayas olvidado. 

Hacer un álbum de fotos, ya sea digital o en papel, lleva su tiempo, especialmente si eres aficionado al retoque fotográfico. Pero ese tiempo va a ayudarte a reconocer que estás de regreso en casa y hacer la transici más llevadera. 

10. Ayuda a otros viajeros

Cuando estabas de vacaciones, es probable que algún desconocido te indicara cómo llegar a tu destino, en tu hotel te recomendaran un fantástico restaurante para cenar, o te ayudaran a organizar una salida. De bien seguro que tu reconocimiento y agradecimiento se repitió en muchas ocasiones. 

En todos los lugares hay gente amable dispuesta a echarte una mano cuando te hace falta. ¿Por qué no devuelves ese agradecimiento con tu ayuda? Es muy fácil, puedes preguntar si alguien necesita ayuda cuando esté mirando un mapa. Si alguna persona pasa por tu lado y te mira a los ojos, por qué no le sonríes. O puedes participar en foros de viajeros y aportar tu contribución. 

En definitiva, es una manera de seguir en contacto con viajeros, aunque tú no estés de viaje.

Cómo afrontar la vuelta de las vacaciones. Ayudar a otros viajros. Silvia Font
photo by chlebicek2

Enfrentarse a la vuelta al trabajo

En resumen, afrontar la vuelta de las vacaciones de la mejor manera depende de pequeñas cosas que están al alcance de tu mano.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Deja un comentario

5 Tips para mejorar tu bienestar

Permisos

Responsable del fichero: Silvia Font

Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales. 

La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. 

Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing MaileLlite cuyo titular es UAB “MailerLite”, alojada en Lituania, Unión Europea. 

Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos.

5 consejos para mejorar tu bienestar

Consigue esta guía con consejos para incorporar a tu vida de manera sencilla, y que va a hacer que te sientas mejor.

5 Tips para mejorar tu bienestar

Permisos

Responsable del fichero: Silvia Font

Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales. 

La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. 

Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing MaileLlite cuyo titular es UAB “MailerLite”, alojada en Lituania, Unión Europea. 

Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos.

5 consejos para mejorar tu bienestar

Consigue esta guía con consejos para incorporar a tu vida de manera sencilla, y que va a hacer que te sientas mejor.

5 Tips para mejorar tu bienestar

Permisos

Responsable del fichero: Silvia Font

Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales. 

La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. 

Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing MaileLlite cuyo titular es UAB “MailerLite”, alojada en Lituania, Unión Europea. 

Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos.

5 consejos para mejorar tu bienestar

Consigue esta guía con consejos para incorporar a tu vida de manera sencilla, y que va a hacer que te sientas mejor.